Las partes erógenas del cuerpo humano

Por lo general, en nuestras relaciones sexuales pensamos siempre en lo mismo, pero el cuerpo humano se compone de ciertas zonas con terminaciones nerviosas que pueden ser excitadas con unos besos o caricias, lo que hará reaccionar a tu pareja de una manera mucho más sensual y se excitará sexualmente.Cada persona reacciona de manera diferente cuando se estimula alguna zona erógena de su cuerpo, Hay que saber conocer bien a tu pareja y saber sus zonas más sensibles y que le guste que le estimules. Te vamos a hablar de estas zonas erógenas para que puedas conocerlas y poder obtener un mayor placer en tus relaciones íntimas.

Una de ellas, "Las orejas"

Esta zona es muy sensible, generalmente más en los hombres. Unas caricias, unos besos en los lóbulos, pueden erizar los pelos en tu pareja y ser un buen comienzo para empezar a excitarla. Seguro que más de una vez has sentido escalofríos cuando te han hablado al oído. Esto se produce al conectarse los nervios faciales de la oreja con los nervios pélvicos.

Zona erógena de los pechos.

Pechos y pezones

Una zona especialmente erógena en la mujer. Los pechos y especialmente los pezones pueden ser una zona muy erógena en la mujer, besos y caricias o ejercer algo de presión en los pezones, es algo que puede hacer que una mujer llegue al orgasmo. Por supuesto no es siempre así y cada cuerpo reacciona de manera distinta y tiene sensibilidades distintas.

Un masaje en los pechos con un aceite aromático especial para masajes, puede ser muy excitante para una mujer.

También hay juguetes sexuales y accesorios como pinzas para los pezones, que pueden ser aliados en el juego del sexo.

La zona pélvica

En el hombre se encuentra los testículos, escroto y pene. En la mujer la vagina, el periné, clítoris y vulva. Es la zona que se encuentra desde el ano hasta la vagina o escroto.

Es una zona especialmente sensible  ya que por ejemplo, en el hombre, ejerciendo cierta presión puede tener una erección, ya que se encuentra el nervio pudendo y el cuerpo eréctil del pene.

Tanto en hombres como en mujeres es una zona con mucha carga sexual, y no hay que olvidar el Punto G en las mujeres, y el Punto P en los hombres. En los hombres se encuentra en el ano a la altura de la próstata, y en las mujeres en la parte delantera de la entrada de la vagina.

Acariciando estas zonas con masajes suaves, también se puede llagar al orgasmo.

Hay más zonas sensibles a la excitación en el cuerpo, los pies, los labios, el cuello y los hombros y también los glúteos. Como ya hemos comentado con caricias, besos o masajes suaves en estas zonas, puedes excitar a tu pareja y disfrutar mucho más de tus relaciones sexuales.

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento

Nuevo comentario

Producto agregado a la lista de deseos
Producto agregado para comparar.

Nuestra página web sólo utiliza cookies para medir y analizar la navegación de nuestros usuarios.

La aplicación que se utiliza para obtener información de la navegación es: Google Analytics.

Si sigue navegando estará dando consentimiento para el uso de Cookies. (Política de Cookies)